7 imprescindibles en tu bolso de carrito o pañalera

7 imprescindibles en tu bolso de carrito o pañalera

A veces el paseo con tu bebé se convierte en un desastre porque no has metido en tu bolso de carrito o pañalera tal o cual cosa. Si nunca te ha pasado estás de enhorabuena, pero para las que sí, que somos muchas, hoy os echamos una mano a la hora de elegir que llevar.

Parece una tarea fácil pero no lo es. Sabemos que si por ti fuera, meterías la casa entera en ese bolso porque si algo puede salir mal, saldrá mal … y si algo has aprendido es que mujer precavida vale por dos. Te encantaría llevar la casa a cuestas cada vez que sales con tu bebé, pero hasta que ese día llegue, te presentamos son 7 imprescindibles para llevar en tu pañalera.

Pero antes, algo importante a la hora de elegir tu bolso. Parece un detalle sin importancia, pero con el ajetreo del día a día, es necesario que tenga dos puntos de sujeción. Uno para adaptar a cualquier tipo de carrito, un pequeño enganche de velcro es una opción fácil y muy práctica, y otro para que te lo puedas colgar al hombro en caso de necesidad, a modo de bandolera.

Vamos al lío!!!

1. Pañales. ¡Obvio! Aún así, conviene recordarlo. ¿O me vas a decir que nunca te has olvidado los pañales? Claro que sí … a todas nos ha pasado alguna vez. Depende del tiempo que vayas a pasar fuera, habrá que prever cuántos llevar. Si son dos horas, con dos pañales es suficiente. Si la cosa se alarga, más vale que tengas alguno más de reserva.

2. Toallitas húmedas. Todas sabemos qué gran invento son estas toallitas. Lo que puede ser el desembarco de Normandía se soluciona a golpe de toallita. Cuando tienes que pelearte con los movimientos incesantes de tu bebé, en apenas un metro cuadrado, pues no se sabe bien en que baño te has metido, este invento te puede salvar la vida. Y sí … es que te la salva.

3. Un juego de ropita extra. Cuando tu bebé se ha derramado literalmente todo el potito por encima es necesario siempre tener un plan b. Y en caso de tener otro desembarco de Normandía, pues para que contarte. No hace falta que llevemos la colección entera pret a porté, con llevar un body y un conjunto de calle de repuesto es suficiente.

4. Dos baberos. El ‘momento comida’ a veces puede ser de lo más estresantes y otras, de lo más divertido. Si eres de las que sufres más los primeros, más te vale que vayas preparada y babero en mano para evitar que la papilla se convierta en tu nueva mascarilla. Nunca se sabe … igual convendría probarlo.

5. Cambiador. Nunca se sabe en qué momento vas a tener una emergencia. En plena calle, en una tienda, en un bar … los apretones no entienden de espacio, ni de lugar. En los mejores casos encuentras un bar con cambiador. Has tenido suerte. Pero a saber que ha ocurrido antes en ese lugar, así que no te olvides de tu propio cambiador. Lo ideal es que sea compact, que no abulte, no pese y sea fácil de abrir y cerrar.

6. Porta documentos. No te vas a Laponia. Lo sé. Pero conviene que siempre que salgas de casa con tu peque, cojas tu porta documentos para llevar la documentación necesaria o la cartilla de vacunas.

7. Biberón de agua. El último de nuestros imprescindible para llevar en tu bolso de carrito, un biberón de agua. Es importante mantener a tu bebé hidratado en todo momento y a veces un berrinche que no tiene causa aparente se soluciona con dar de beber a tu peque.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: