Peque Helados

Peque Helados

“Mami… quiero un helado”. Uno de los mayores placeres que nuestros peques pueden disfrutar todo el año, pero fundamentalmente en verano. Hay helados y helados. Hoy no queremos hablar de los que compramos en supermercados, heladerías, kioscos o grandes superficies, sino de los helados que podemos hacer en casa de forma divertida para nuestros peques. Algo sencillo y económico. ¿Qué más se puede pedir? Ponle su babero porque se le va a caer la baba... y a nosotros solo de recordarlo...

Y como en todo en la vida, hay para todos los gustos. Y a nosotros nos encantan los helados divertidos y ricos, muy ricos. Y antes de que se me olvide, recordad. Muy importante, los moldes de helado. Aún recuerdo cuando era niña y me empeñaba en hacer mis helados utilizando vasos de plástico a modo de molde. Y claro, a ver quién era la valiente que podía disfrutar de un polo en modo iglú sin que aquello acabara rodando por la cocina mientras mi madre ponía el grito en el cielo al tiempo que se aguantaba la risa.

Vamos a empezar por los helados de frutas. Sencillos, muy saludables y deliciosos. Basta con trocear la fruta que más les guste a los peques. Fresas, kiwi o naranja pueden ser algunos ejemplos. Solo hay que colocarla en el molde y rellenar con zumo de su sabor preferido. Como veis no hay que ser especialmente cocinillas para hacer estos deliciosos polos.

Para los peques más chocolateros, el helado de plátano y chocolate es una auténtica delicia. Es tan sencillo como poner trocitos de plátano en un palito y bañarlos de chocolate fondant, previamente derretido en el microondas durante un par de minutos. Después, decorar con toppings o fideos de chocolate y listo, al congelador. Una receta sencilla y muy nutritiva para la merienda de los peques en las tardes de calor.          

Foto Cosas de Peques

Y si hablamos de helados divertidos, es el turno de los más dulces, los polos de helados con ositos de gominola. Rellenaremos los moldes con gominolas en forma de ositos que cubriremos con zumo natural o Sprite, para los menos peques. Una genial y golosa idea para cumpleaños o fiestas infantiles y con la que los peques más atrevidos podrán disfrutar preparando estos originales polos.

Foto The DIY Queen

No debemos olvidar todo un clásico, los polos de Coca Cola. Sabrosos y divertidos para los niños. Pero no nos engañemos, a veces hasta para las mamis es difícil resistirse a este helado que nos recuerda al tradicional “Drácula” de Frigo que tantas veces hemos saboreado. ¿Os acordáis?

¿Y quién no se rinde al típico helado de Cola Cao o Nesquik con leche? Yo aún recuerdo ese Cola Cao fresquito en las noches de verano que tanto me ayudaba a conciliar el sueño. Esta sigue siendo, sin ninguna duda, una de las formas más deliciosas para que nuestros peques se queden “helados” saboreando un polo riquísimo.

Como veis hay una y mil formas de hacer helados divertidos para los niños. Además, ésta puede ser una buena manera de que estén entretenidos y participen en su elaboración, a modo de juego e iniciación a la cocina. Ponle su delantal y gorro de cocina y manos a la obra !!

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: