Mochilas prácticas, cómodas y divertidas

Mochilas prácticas, cómodas y divertidas

Mochilas prácticas, cómodas y divertidas

La elección de la mochila escolar para la vuelta al cole puede parecer una tarea fácil, pero no lo es. De la decisión que tomemos depende la salud de nuestros hijos, así que más vale tener en cuenta algunos aspectos como el peso, el tamaño, la sujeción o el material

Corre que te corre … Del trabajo a casa, vuelta al trabajo y cien mil cosas en la cabeza. Toca retomar horarios después de las vacaciones y preparar la vuelta al cole. Libros de texto, comedor escolar, actividades extraescolares y por si fuera poco … este año toca renovar mochila. Horror!!!! Pero ¿qué mochila le compro? Puede parecer una tarea fácil, pero cierto es que, la elección de la mochila para la vuelta al cole, se convierte en toda una odisea. Ten en cuenta que la elección que tomes puede afectar a la salud de tus hijos, por eso es importante no decidir a la ligera y tener en cuenta algunos aspectos. Con ruedas, con correas, tamaño, resistencia, a veces para decidir qué mochila comprar tenemos que hacer un Máster del Universo. Así que ármate de paciencia y empezamos con algunos pequeños consejos a tener en cuenta.

Tamaño adecuado

Es el aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de elegir mochila para el cole. Su tamaño tiene que ir en consonancia con la estatura de tu peque. La mochila debe quedar a la altura de los hombros y nunca superar la cintura del niño, de lo contrario le quedará grande. Los expertos aconsejan que la mochila puesta no debe quedar más de cinco centímetros por debajo de los hombros y hasta cinco centímetros por debajo de la cintura y debe estar bien ajustada a la zona lumbar.

Peso

Lo ideal es elegir una mochila fuerte pero ligera. La Asociación Española de Pediatría recomienda que el peso que lleve el peque no debe superar nunca el 10 - 15% de su propio peso y en ningún caso cargar más de 10 kilos sobre sus espaldas. A continuación os dejamos una tabla explicativa del peso máximo recomendable según el peso del niño.

También es de gran utilidad esta clasificación basada en la capacidad de las mochilas que se mide en litros y que os dejamos a continuación vía alwayswithkids.es:

  • Niños de entre 1 y 2 años: Mochilas de 2 a 5 litros.
  • Niños de entre 3 y 5 años: Mochilas de 6 a 10 litros.            
  • Niños a partir de 6 años: mochilas de 11 a 29 litros.

Varios compartimentos

Las mochilas con más de un compartimento son ideales para repartir el peso del material escolar. Los libros al ser más pesados deben ir en la parte posterior de la mochila. Por eso es importante que esa parte esté acolchada, sea semirrígida y así pueda proteger la espalda y la zona lumbar del niño. Los materiales con menos peso podrán colocarse en la parte más externa de la mochila, de este modo el peso no recaerá en el mismo punto. También es importante acostumbrar a los niños a llevar puesta la mochila siempre sobre los dos hombros y nunca sobre uno solo para evitar lesiones o sobrecargar la zona.

Tirantes anchos, ajustables y acolchados

Es importante que los tirantes que van al hombro sean anchos, ajustables y estén acolchados para que la mochila sea más cómoda y fácil de llevar. Es recomendable una correa ajustable a la altura del pecho para evitar que todo el peso recaiga en la espalda, y otra a la altura de la cintura sobre todo cuando el peso es más elevado, ya que lo adecuado es que recaiga sobre las vértebras dorsales.

Materiales de calidad

Hay que tener en cuanta los materiales de calidad y resistentes. Interesante que sea impermeable, las de loneta de algodón plastificado son las más recomendables en este sentido. Además, siempre será mejor que luego puedas meterla en la lavadora. No te olvides de este detalle.

Mochilas con ruedas

A simple vista, las mochilas con ruedas parecen más prácticas, sin embargo para decantarnos por esta modalidad debemos tener en cuenta la distancia que nuestros hijos deben recorrer con la mochila ya que si el trayecto es demasiado largo, su uso puede afectar al bienestar de sus muñecas. Tampoco es aconsejable en aquellos casos en los que los niños tienen que subir escaleras. Es importante tener en cuenta que el asa debe de estar a una altura adecuada para el niño.

Diseños divertidos 

Llega la hora de lo más difícil: compaginar todos los aspectos a tener en cuenta con divertidos diseños, que hagan disfrutar a nuestros peques. Mochilas divertidas que se colorean creando tu propio diseño, osos, dinosaurios o dragones son algunas de las más demandadas por los niños.

Y para los más pequeños, nuestras mochilas deguardería Baby Mandarina son ideales para guardar todas las cosas que te piden en el centro. Cómodas, sencillas, originales y muy prácticas para meter  baberos, pañales o recambios de ropa.En resumen, los expertos recomiendan las mochilas con tirantes y correas, al pecho y a la cintura, anchos, ajustables y acolchados, y hay que recordar que su peso no debe superar nunca el 10-15% del peso corporal del niño. Las mochilas con ruedas son una buena opción siempre que no haya escaleras y que la distancia no sea muy larga.

Y ahora que ya tenemos elegida la mochila, la Asociación Española de Pediatría nos da algunas claves para que peques y mayores tengamos una mejor vuelta al cole.

1. Una hora de ejercicio al día: Una hora de ejercicio al día favorece el rendimiento escolar y el mejor estado anímico de los niños. Las actividades extraescolares deportivas, los paseos en familia, las actividades al aire libre y reducir las horas de consumo de televisión son formas de aumentar la actividad física de manera divertida y amena.

2. Dormir entre 9 y 11 horas diarias: Los niños en edad escolar deben dormir entre 9 y 11 horas como mínimo. La falta de horas de sueño afecta al aprendizaje, la asimilación de experiencias y el crecimiento. Además conviene que, para que el niño pueda ir acostumbrándose a acostarse pronto tras el verano, la rutina de irse temprano a la cama se vaya realizando de forma progresiva, al menos dos semanas antes de empezar las clases.

3. Alimentación: imprescindible desayunar: A pesar de que en verano todos desatendemos un poco más los hábitos alimenticios, es necesario volver a controlar esta rutina. No debemos perder de vista que el desayuno debe cubrir el 25 % de las necesidades calóricas diarias. Un desayuno completo debe incluir lácteos, cereales y fruta. 

Y ahora sí! ¿Listo para volver al cole y colgarte la mochila?

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: